Navigation

Así funciona la Merula Cup

Introducir & Sacar:

Empuje el borde de la Merula Cup en un punto hacia el centro hasta lo más abajo y doble la copa. Así tiene una forma delgada y aguda y es fácil de introducir al cuerpo.

Usted puede mojar la copa con agua o con una crema lubricante a base de agua. Introduzca la copa doblada y ponga atención a que el borde de la copa se abra dentro del cuerpo. El resto de la copa puede quedar arrugado.

Si la copa no detiene todo el líquido, trate de corregir la posición de la misma. La copa no tiene que estar tan profundamente dentro del cuerpo como un tampon.

Para sacar la copa empujela para abajo y agarre el mango. Mueva la copa cuidadosamente con un movimiento zigzag hacia abajo hasta que pueda alcanzar el cuerpo de la copa. Empuja una parte del cuerpo de la copa para quitar la presión baja. Ahora puede sacar la copa de manera segura.


Limpieza:

Hierve la copa en agua antes del primer uso y después de cada menstruación. Se puede hervir la copa en una olla con agua y un poco de vinagre o en un recipiente con agua y vinagre en el microonda.

Al sacar la copa, vacíe la copa al inodoro y límpiela minuciosamente con agua. Desinfecta la copa menstrual cada vez que cambies. Para prevenir manchas, empieze con agua fría.

Guarde la copa en un estuche que garantize circulación de aire, por ejemplo el estuche que ya llega con la copa Merula. Bien cuidada, la copa se puede usada varios años. Si la copa presenta fatiga de material, por favor bote la copa y compre una nueva. Manchas leves despés de cierto tiempo de uso son normales.


Adaptación:

Primero simplemente pruebe su copa Merula. Despues fácilmente puede cortar partes del mango y adaptarlo a su tamaño requeridon.

Corte las partes marcadas de rojo cuidadosamente con tijeras de uñas para adaptar el mango. La copa y el mango deberían desaparecer dentro del cuerpo, pero al mismo tiempo ser fácil de alcanzar.


„Si no tuviera que vaciar la Merula, me olvidaría completamente de que tengo el período. Adiós al miedo a manchar.“

Lorena B. (27)

„Es una pena haber descubierto este tipo de protección tan tarde.“

Petra W. (45)

„Por fin puedo relajarme durante el período sin molestos tampones y compresas. La copa Merula simplemente no se nota.“

Ksenia S. (22)

„Con la copa Merula puedo despreocuparme y pasar todo el día en el colegio.“

Chiara W. (17)

„Mi período siempre venía acompañado de dolores abdominales intensos. Desde que utilizo la copa Merula, ya no me acuerdo de que tengo el período.“

Carina S. (28)

„Nunca estuve 100 % satisfecha con una copa hasta que descubrí Merula“

Sheena M. (24)

„Ojalá hubiera descubierto la copa Merula antes. Me hubiera podido ahorrar mucha frustración, dolor y dinero.“

Sonja R. (37)

„Incluso después de tres partos naturales, la copa Merula se asienta perfectamente. ¡Nada de pérdidas ni de sensaciones desagradables!“

Ramona S. (27)

„Antes, mi menstruación definía mi día a día. Ahora, gracias a Merula, soy yo la que decide sobre mi vida.“

Christiane N. (28)

„Antes de tener la Merula Cup, en los días de flujo más abundante tenía que levantarme tres o cuatro veces todas las noches. ¡Ahora, incluso en los días de flujo más abundante puedo dormir toda la noche del tirón!“

Barbara S. (30)

„Montar en bici, ir a la sauna, al gimnasio y a la piscina vuelve a resultar cómodo, incluso en los días de flujo más abundante.“

Conny B. (39)

„Después de cuatro partos, mis períodos se volvieron cada vez más abundantes y acompañados de cólicos. Con la copa Merula, ya no sufro los cólicos y vuelvo a sentirme libre.“

Janine K. (29)

„Tengo que ponerme una alarma para cambiármela. De lo contrario, olvidaría que tengo el período.“

Johanna L. (20)

„Gracias a su gran volumen, una no tiene que preocuparse de cambiarla y puede disfrutar de la vida.“

Ingrid M. (24)

„Mis períodos son muy abundantes, por lo que, antes de tener la Merula Cup, me sentía muy limitada. ¡Ahora, gracias a la copa, puedo superar mi día a día incluso durante el período!“

Lea K. (19)

„Llevo poco tiempo utilizando la Merula Cup. ¡Si hubiera sabido lo fácil que era, habría empezado mucho antes!“

Nina R. (34)

„Suelo hacer levantamiento de pesas. Incluso entonces, la copa Merula cumple lo que promete y funciona perfectamente.“

Nikola L. (36)

„Por fin, una copa que soporta mi fuerte suelo pélvico y que, a pesar de ello, no se nota.“

Alexandra M. (33)

„Gracias a la copa Merula, ya no tengo que buscar un baño cada 2 horas porque incluso el tampón de más capacidad no es suficiente.“

Sana M. (38)

„Por fin puedo volver a nadar y montar a caballo durante el período“

Michaela F. (14)

„¡Por fin, gracias a Merula, se acabó el dolor! Casi puedes olvidarte del período.“

Antje G. (30)

„¡Tras 3 partos naturales y sangrados muy intensos, gracias a la copa Merula ninguna situación me limita! ¡Incluso los trayectos de horas en bicicleta ya no suponen ningún problema!“

Kathrin K. (34)