Navigation

¿Qué es una copa menstrual?

Una copa menstrual es una pequeña copa flexible de silicona, TPE o caucho que puede doblarse e introducirse como un tampón para recoger el flujo menstrual.

La parte interna del cuerpo vuelve a abrirse y se cierra herméticamente. Con un ligero efecto de vacío y la musculatura del suelo pélvico, se mantiene en su posición.

 

¡Un nuevo estilo de vida!

Muchas mujeres se sienten más o menos limitadas durante el período. Una copa menstrual puede suponer un gran alivio o incluso hacer desaparecer el problema.

Si padeces alguno de los siguientes problemas, la copa podría ayudarte:

  • Los tampones me resultan incómodos y me cuesta introducirlos o extraerlos.
  • Mi menstruación es demasiado débil para usar tampones pero no quiero utilizar compresas.
  • Padezco de sequedad vaginal.
  • No quiero estar pensando constantemente en comprar tampones y compresas.
  • No quiero seguir contaminando el medioambiente con artículos desechables.
  • El olor de tampones o compresas usados me resulta muy desagradable.
  • No me gusta tener que tirar compresas o tampones usados en papeleras ajenas.

 

Breve historia de la copa menstrual

Al mismo tiempo que los tampones, en los años 30 se presentó la patente para la copa menstrual.

  • En 1936 se lanzan los primeros tampones al mercado.
  • A finales de los años 50 se fabrica y comercializa la primera copa de goma.
  • Ambos productos fueron inicialmente rechazados por las mujeres. Sin embargo, el tampón prevalece y la producción de las copas se interrumpiría por el momento.
  • Solo a finales de los años 80, el uso de la copa comienza a extenderse entre las mujeres.
  • Durante los últimos años, la copa menstrual ha sido testigo de un auténtico boom. Por fin, el estado de la técnica permite la producción de copas menstruales adecuadas y de gran calidad.
  • En febrero de 2017, las primeras Merula Cups se lanzan al mercado. Copas menstruales que pueden adaptarse a cualquier tipo de mujer.

 

¡Dale a tu vida un toque de color!

En lugar de pasar largo tiempo eligiendo el tamaño a través de la caja y, al final, comprar una copa que no sea la adecuada, con la Merula Cup solo tendrás que elegir el color de la copa y el diseño de la bolsita.

„Gracias a su gran volumen, una no tiene que preocuparse de cambiarla y puede disfrutar de la vida.“

Ingrid M. (24)

„Incluso después de tres partos naturales, la copa Merula se asienta perfectamente. ¡Nada de pérdidas ni de sensaciones desagradables!“

Ramona S. (27)

„Es una pena haber descubierto este tipo de protección tan tarde.“

Petra W. (45)

„Por fin, una copa que soporta mi fuerte suelo pélvico y que, a pesar de ello, no se nota.“

Alexandra M. (33)

„Llevo poco tiempo utilizando la Merula Cup. ¡Si hubiera sabido lo fácil que era, habría empezado mucho antes!“

Nina R. (34)

„Después de cuatro partos, mis períodos se volvieron cada vez más abundantes y acompañados de cólicos. Con la copa Merula, ya no sufro los cólicos y vuelvo a sentirme libre.“

Janine K. (29)

„Si no tuviera que vaciar la Merula, me olvidaría completamente de que tengo el período. Adiós al miedo a manchar.“

Lorena B. (27)

„Mi período siempre venía acompañado de dolores abdominales intensos. Desde que utilizo la copa Merula, ya no me acuerdo de que tengo el período.“

Carina S. (28)

„Gracias a la copa Merula, ya no tengo que buscar un baño cada 2 horas porque incluso el tampón de más capacidad no es suficiente.“

Sana M. (38)

„Antes de tener la Merula Cup, en los días de flujo más abundante tenía que levantarme tres o cuatro veces todas las noches. ¡Ahora, incluso en los días de flujo más abundante puedo dormir toda la noche del tirón!“

Barbara S. (30)

„Nunca estuve 100 % satisfecha con una copa hasta que descubrí Merula“

Sheena M. (24)

„Montar en bici, ir a la sauna, al gimnasio y a la piscina vuelve a resultar cómodo, incluso en los días de flujo más abundante.“

Conny B. (39)

„Suelo hacer levantamiento de pesas. Incluso entonces, la copa Merula cumple lo que promete y funciona perfectamente.“

Nikola L. (36)

„¡Por fin, gracias a Merula, se acabó el dolor! Casi puedes olvidarte del período.“

Antje G. (30)

„Por fin puedo volver a nadar y montar a caballo durante el período“

Michaela F. (14)

„Con la copa Merula puedo despreocuparme y pasar todo el día en el colegio.“

Chiara W. (17)

„Antes, mi menstruación definía mi día a día. Ahora, gracias a Merula, soy yo la que decide sobre mi vida.“

Christiane N. (28)

„Ojalá hubiera descubierto la copa Merula antes. Me hubiera podido ahorrar mucha frustración, dolor y dinero.“

Sonja R. (37)

„Por fin puedo relajarme durante el período sin molestos tampones y compresas. La copa Merula simplemente no se nota.“

Ksenia S. (22)

„Tengo que ponerme una alarma para cambiármela. De lo contrario, olvidaría que tengo el período.“

Johanna L. (20)

„¡Tras 3 partos naturales y sangrados muy intensos, gracias a la copa Merula ninguna situación me limita! ¡Incluso los trayectos de horas en bicicleta ya no suponen ningún problema!“

Kathrin K. (34)

„Mis períodos son muy abundantes, por lo que, antes de tener la Merula Cup, me sentía muy limitada. ¡Ahora, gracias a la copa, puedo superar mi día a día incluso durante el período!“

Lea K. (19)